BAC - Viaje junto a Mamá
Pele el Ojo

Jóvenes latinoamericanas despiertan del letargo del piropo

 

Las jóvenes latinoamericanas han despertado del sumiso letargo del piropo. Ya no quieren cubrirse ni esquivar la mirada como hacían las mujeres hasta hace sólo unos pocos años. Y se están organizando, con agrupaciones contra el acoso callejero que brotan como hongos en la región.

Según Fabián Sanabria, antropólogo y profesor de sociología de la Universidad Nacional de Colombia, este despertar femenino es un fenómeno generacional que ha ganado impulso gracias a la globalización, por un lado, y a las redes sociales, por el otro.

Lo confirma María Francisca Valenzuela, presidenta de OCAC Chile que se ha extendido a Uruguay, Nicaragua, Colombia y Bolivia, según quien las redes han sido fundamentales porque son ocupadas “principalmente por jóvenes, y ese grupo es el más vulnerable al acoso sexual callejero”.

Un ejemplo de ello es la campaña “Sílbale a tu madre” de la peruana Natalia Málaga. La exmedallista olímpica identificó a varios acosadores seriales, contactó a sus madres y consiguió que ellas fueran piropeadas en la calle por sus propios hijos.

El cambio de percepción respecto a una práctica que se consideraba natural coincide con un momento histórico en que la mujer está conquistando espacios tradicionalmente masculinos.

“La mujer contemporánea sabe que desde el piropo más grotesco y explícito hasta el más retórico y romántico, ser vista como objeto la minimiza como ser humano”, dice a la AFP Alejandra Cabrera, profesora de género y diversidad sexual en la Universidad Católica en Caracas.

Por eso “hay un revisitado auge de la discusión sobre el piropo callejero y su vinculación con el acoso, básicamente porque se le concibe como una forma de violencia”.

 

AFP

Video: Everlast

Comentarios