Pele el Ojo

Nuevo estudio dice que ignorar a los compañeros de oficina ayuda a aliviar el estrés

Escrito por Camelia Llanta

Mijos la presión en algunos empleos, especialmente en los de oficina, causa que las personas terminen cansadas y de mal humor al terminar su jornada. Parte de ese estrés es provocado por los compañeros de trabajo que nos distraen, que tienen mucho tiempo libre y solo andan por la oficina buscando con quien charlar. Así que, según una experta en salud, la solución parece algo obvia: necesitamos ignorarlos.

La psicóloga Ulrika Leons explica que cuando nuestros compañeros nos distraen de nuestras actividades perdemos nuestro ritmo de trabajo, tardamos de cinco a 25 minutos en volver a concentrarnos al cien por ciento en lo que estábamos haciendo y esas distracciones nos van provocando estrés.

Estar revisando con frecuencia el celular es otra distracción que interrumpe la velocidad de nuestro trabajo y el ruido excesivo en la oficina también es un factor que causa estrés laboral:

“No tratamos bien a nuestros cerebros en el trabajo. Estamos ocupados y nos distraemos todo el día con nuestros teléfonos y relojes inteligentes, todo mientras tratamos de trabajar eficientemente en una oficina ocupada. Acabamos agotando nuestros cerebros”

Según Leons, lo que podemos hacer para comenzar a disminuir las distracciones es evitar, en la medida de lo posible, a los demás. La experta cree que es necesario mantener una distancia prudente con los compañeros para evitar que nos distraigan.

Esto no quiere decir que te vuelvas una persona descortés y no le dirijas la palabra a nadie. Simplemente significa que debes buscar un lugar aislado para trabajar cuando sabes que tienes muchos pendientes por terminar. (Guía del Varón)

Comentarios